¿QUÉ SIGNIFICA LA PALABRA “ABISMO” EN LA BIBLIA? 

Por: Pastor Marco A. Peralta 

Del griego abussos, sin fondo.  De a= sin, negación y bussos: profundidad similar a batos profundo. Describe una profundidad insondable, el mundo inferior, las regiones infernales, el abismo del Seol. (Palabra hebrea que designa el lugar donde van los muertos. El equivalente en griego se traduce Hades.

Hay varios sinónimos de Seol en el Antiguo Testamento: Abismo (Is 14:15), sepulcro  (Sal 88:4), Abadón (Job 26:6), lugar de corrupción (Sal 16:10)

El la literatura judaica posterior al Antiguo Testamento, vemos el desarrollo de la idea de que el Seol está dividido en dos partes una para los justos y otra para los injustos, dentro del mismo estado preliminar del destino final (Enoc 22:1-14).

Es posible que Daniel 12:2 refleje este mismo concepto. 

(Daniel 12:2) Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua

Nunca se usa la palabra Seol en el Antiguo Testamento como la morada de Satanás y de los ángeles caídos.

Abismo tiene diferentes significados en las Escrituras: 

 (Génesis 1:2) Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

Abismo aquí es designado como aguas primordiales. Este es el término que se emplea para describir la superficie de la tierra cubierta por las aguas antes de que emergiera tierra seca.

(Génesis 7:11) El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas. 

Aquí se refiere a las aguas subterráneas brotaban del seno de la tierra para formar los mares y los ríos, que no eran producto de la lluvia, sino de profundos manantiales de la tierra.

(Deuteronomio 30:13) Ni está al otro lado del mar, para que digas: ¿Quién pasará por nosotros el mar, para que nos lo traiga y nos lo haga oír, a fin de que lo cumplamos?

Aquí describe la morada de los muertos perdidos.

(Romanos 10:7) o, ¿quién descenderá al abismo? (esto es, para hacer subir a Cristo de entre los muertos).

Aquí el apóstol Pablo habla de la justicia basada en la fe como si fuera una persona y usa la cita de Dt 30:12. Pretende mostrar así que la justicia de la fe no requiere una odisea imposible por todo el universo para encontrar a Cristo. Abismo aquí se refiere al lugar de los muertos.  

 (Salmo 71:20) Tú, que me has hecho ver muchas angustias y males, volverás a darme vida, y de nuevo me levantarás de los abismos de la tierra.

Aquí se refiere literalmente al rescate de unas condiciones casi de muerte y renovación de la fuerza en sentido de la vida. 

(2 Pedro 2:4) Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio; 5y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos.

Estos ángeles según Judas 6 no “guardaron su dignidad” sino que abandonaron su propia morada, lo cual quiere decir que tomaron posesión de hombres y cohabitaron de forma promiscua con mujeres. Esto parece ser una referencia a los ángeles caídos de Génesis 6:1-3 al dejar su estado normal para desear a mujeres. arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad…Pedro aquí utiliza una palabra de la mitología griega tartarosas (tártaro) (arrojar al infierno). Este era un lugar más bajo que el Hades reservado para los seres más perversos de todos los seres humanos, dioses y demonios. Los judíos llegaron a utilizar el término para describir el lugar a donde eran enviados los ángeles caídos. Para ellos definía las profundidades del abismo infernal y el lugar más terrible de tortura y sufrimiento eterno.  Esta es la razón por la que los demonios rogaban a Jesús que no los enviara al abismo.

(Mateo 8:31) Y le rogaban que no los mandase ir al abismo.

Los demonios suplicaron a Jesús que no los lanzara al Abismo es decir a la prisión donde son confinados los demonios que desobedecieron y no guardaron su dignidad. 

(Judas 6) Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día.

Esta apostasía de los ángeles caídos se describe en Génesis 6:1-3, como vimos anteriormente.

(Génesis 6:1-3) Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, 2que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. 3Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.

Los hijos de Dios (En el AT así se les nombra a los ángeles) vieron y tomaron mujeres de la raza humana. Esto produjo una unión antinatural que violó el orden divino del matrimonio y de la procreación humanos. Para poder procrear físicamente tuvieron que haber poseído cuerpos humanos, pues los ángeles no tienen sexo.

 (Apocalipsis 9:1-2) El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. 2Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo.

El pozo del abismo se menciona siete veces en Apocalipsis y siempre se refiere a la prisión donde algunos demonios son encarceladas, es el lugar donde se experimenta con mayor seriedad el tormento y la proscripción.

(Apocalipsis 9:11) Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión.

Aunque las langostas no tienen rey, estas criaturas demoníacas si lo tienen y su nombre es Abadón en hebreo y Apolión en griego, su significado es “destructor”. Ejerce una jerarquía de poder entre los demonios. Al parecer “el ángel del abismo” es uno de los líderes más cercanos a Satanás o posiblemente el mismo Satanás.

(Apocalipsis 11:7) Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará.

La bestia es el anticristo. El hecho de que ascienda del abismo indica que su poder es de origen satánico.

(Apocalipsis 17:8) La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será.

Después de que anticristo resucita será poseído por un demonio grande del abismo.

(Apocalipsis 20:1-3) Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. 2Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; 3y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.

Aquí se confirma que el abismo es el lugar donde los demonios son encarcelados mientras llega su sentencia final para que sean lanzados al lago de fuego. (Ap. 9:1-2).

Algunos estudiosos han confundido en estos pasajes el abismo como si fuera el infierno, y las Escrituras nos enseñan que son dos lugares diferentes.

La Palabra de Dios nos enseña que el abismo es otro lugar diferente al infierno, pues el anticristo y falso profeta estrenaran el infierno, mientras que Satanás es lanzado al abismo donde estará confinado mil años.  3y lo arrojó al abismo, y lo encerró…

De manera clara vemos que el anticristo y el falso profeta son enviados a otro lugar.

(Apocalipsis 19:20) Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre.

Estos dos…, se refiere al anticristo y falso profeta. El infierno final que será el lugar de castigo eterno para todos los rebeldes no arrepentidos, tanto angelicales como humanos.  El cuerpo de la bestia (el anticristo) y del falso profeta serán confinados eternamente en el lago de fuego (infierno). Mientras que Satanás será llevado al abismo por mil años.

Pin It on Pinterest

Share This