LA CENA DEL SEÑOR

El Señor instituyó dos ordenanzas o sacramentos que deben ser observadas por la iglesia: La Cena del Señor y el Bautismo.

La Cena del Señor es una ordenanza que se debe observar repetidamente a lo largo de nuestra vida cristiana, como una señal permanente de compañerismo con Cristo.

Mateo 26:26 – 29 (RVR60)
Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos;  porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.

Cuando se parte el pan, esto simboliza el quebrantamiento del cuerpo de Cristo, y cuando la copa se vierte, esto simboliza la sangre de Cristo que se derramó por nosotros. .

Cuando participamos de la Cena del Señor, nos apropiamos de los beneficios de la muerte de Cristo.

Cuando los creyentes participan juntos en la Cena del Señor también dan una clara señal de unidad unos con otros.

Justo como la comida ordinaria alimenta nuestros cuerpos físicos, así el pan y el vino de la Cena del Señor nos dan alimento. Cristo da a nuestro espíritu alimento y refrigerio espiritual.  

Pin It on Pinterest

Share This