Un circuito de comunicación es un proceso básico y dinámico, que permite transmitir mediante mensajes la información, las ideas, los conceptos, los pensamientos, etc., de una persona a otra, implicando o creando significados.

Los elementos de la comunicación son el receptor, emisor, mensaje, contexto, código y canal. Además, hay que tener en cuenta que en la comunicación se puede dar un «ruído», por lo que algunos autores añaden este séptimo elemento.

El ruído es cualquier factor que impide que el mensaje llegue correctamente a su receptor. Es decir, cualquier cosa que obstaculice la recepción, interpretación y respuesta al mensaje. El ruido puede ser interno o externo.

El proceso de comunicación es dinámico, continuo, irreversible y contextual. No es posible participar en ningún elemento del proceso sin reconocer la existencia y el funcionamiento de los otros elementos.

La palabra comunicación proviene del latín “communicare”, que es “compartir algo o colocarlo en común”. Comunicarse es compartir información entre las personas para intercambiar significados que son comunes entre ellas y a su vez poder compartirlo con las demás y así poder relacionarse.

Si la comunicación se da a través del lenguaje hablado o escrito, es verbal. Si se da por medio de símbolos, señas, gestos, sonidos, etc., es no verbal. Estas interacciones, se realizan mediante una serie de pasos, para transmitir un mensaje y que éste se logre comprender.

En una clase un alumno le dijo al profesor: “Usted debe ser más brillante que Einstein”. El profesor se sintió halagado y le preguntó a su alumno: ¿Por qué dices esto? El alumno le dijo: “Bueno es que dicen  que solo en el mundo ocho personas podían entender a Einstein, ¡Pero a usted nadie lo puede entender!”

Hablar y comunicar no son necesariamente la misma cosa. En ocasiones los circuitos se encuentran bloqueados en la comunicación. Es muy común que en muchas familias los circuitos estén bloqueados. No están usando las palabras para edificarse, animarse o hacer que los miembros de la familia estén en armonía.

Los circuitos de comunicación deben estar libres, abiertos si estas familias van a funcionar bíblicamente.

¿Cuál es la causa para que haya circuitos bloqueados en el hogar?

Una discrepancia entre comunicación verbal y comunicación no verbal o mímica es una causa. Muchas palabras es un culpable secundario. Pero hay otros bloqueadores de la comunicación, y la Biblia nos ayudará a entender lo que son y cuáles son.

ALGUNOS RUIDOS EN LA COMUNICACIÓN

(Efesios 4:25-32) 25Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros. 26Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, 27ni deis lugar al diablo. 28El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. 29Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. 30Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. 31Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. 32Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

  1. LA MENTIRA

25Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros… La mentira bloquea la comunicación en cualquier familia. (Salmo 58:3) Se apartaron los impíos desde la matriz; se descarriaron hablando mentira desde que nacieron. Desde que nacemos comenzamos a mentir. Todos hemos practicado la mentira. Ninguno ha sido totalmente honesto. Hay diferentes tipos de mentiras:

  1. MENTIRA DESCARADA, DESVERGONZADA

Las mentiras pueden ser practicadas de muchas maneras. La forma más común es la mentira desvergonzada o descarada.

“Si ahorita lo hago” y no lo hacen.

“No dije eso” y si lo hicieron.

“Ay, solo estaba bromeando” y no era broma.

“Se me pasó”, y no es cierto que se le pasó.

Ejemplos Bíblicos:

Abraham mintió a Faraón sobre su relación con su esposa

Jacob mintió descaradamente a su padre ciego

Los hermanos de José mintieron a su padre sobre la muerte de su hermano

Estos ejemplos demuestran cinco cosas acerca de la mentira:

  1. Es una práctica común
  2. Hasta la gente piadosa está tentada a mentir
  3. Debemos tomar en serio el cuidarnos de la mentira
  4. Otros se dan cuenta de que mentimos
  5. La mentira causa problemas

La mentira descarada ocasiona pérdida de confianza en las relaciones familiares.

b. LA EXAGERACIÓN LETAL

La exageración es una forma de mentira más sutil, pero igualmente letal. Sucede cuando exageramos el comportamiento de alguien.

¡Siempre llegas tarde!

¡Siempre estás cansado!

¡Gritas todo el tiempo!

¡Siempre estás de mal humor!

¡Nunca quieres hablar y enfrentar los problemas!

¡Nada me hace enojar!

Palabras como “siempre”, “nunca”, “nada”, “totalmente”, “absolutamente”, “todo el tiempo”, sirven para avisarnos que existe una aseveración exagerada.

c. FALSIFICACIÓN

Esta es prima hermana de la exageración. Tal vez no existe forma más común de mentira, ya que cambia el orden de los hechos sobre una persona y su comportamiento.

Ejemplo: Un hombre va con un doctor para un examen físico. El doctor le dice que le preocupa que esté gordo y flácido, y le dice: “Me preocupa que un hombre de su edad esté tan abandonado” Cuando llega a casa le dice a su esposa: “Me dijo el doctor que para un hombre de mi edad, estaba asombrado de mi fortaleza física”. Este hombre falsificó lo que dijo el doctor. Omitió la verdad.

Muchos falsificamos los hechos sobre nosotros para buscar aprobación, favores, para que no nos critiquen, etc. Falsificamos nuestros fracasos, faltas o debilidades.

  •  PALABRAS CORROMPIDAS

29Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes…

Esta es una segunda categoría de palabras bloqueadoras de circuito en la comunicación.

La palabra corrompida (gr. fieiro) (descompuesta, impura, podrida, moralmente sucia, con deseos de engaño, con deseos de destruir, viciar) Ofensiva al olfato, como una fruta podrida.

Cualquier conversación insana, improductiva, dañina, venenosa, destructiva.

Ejemplo: Vulgaridades, chismes, ironía, sarcasmo, chantaje, manipulación, insinuación para obtener algo, crítica destructiva, etc. Dentro de este género tenemos las siguientes:

  1. LA DESVIACIÓN

Esto ocurre cuando, en el curso de la conversación, ningún asunto es discutido a plenitud. Hay cambio constante de temas, sin llegar a ninguna resolución de nada.

  • LA BRUSQUEDAD VERBAL

En un juego de Ping-Pong, el envió brusco de la pelota hacia el oponente es una táctica favorita. El oponente tiene que hacerse para atrás a fin de que regrese la pelota. Este envió brusco de pelota hace que los jugadores se alejen uno del otro. Otra estrategia es hacer un tiro corto para que el oponente no pueda alcanzar la pelota. Esto es válido en el juego de Ping-Pong, pero no tratándose de la comunicación.

Decir palabras ásperas y cortantes solamente producirá temor y alejará a quien lo escucha.

  • DISCURSO DE ANULACIÓN

Es una forma malsana de comunicación. Es como cuando se dice algo bueno y en seguida lo anulas con otro mal comentario.

Ejemplo: ¡Qué rica te quedó la sopa!, ¿Por qué no la haces más seguido?

¡Qué bien que sacaste 10 en matemáticas! Pero ¿por qué sacaste 9 en español?

El discurso de anulación muchas veces manifiesta orgullo empeñado en la auto exaltación y en poner a los demás en un lugar más bajo. El orgullo es lo que inhibe mostrar aprecio hacia en ministerio de otra persona sin algún tipo de desaprobación. El orgullo es lo que impulsa a querer corregir o buscar faltas en las sugerencias de otras personas.

Ejemplo: “Es una buena idea, incluso es lo mismo que había pensado hace unos meses”.

  • PALABRAS DE PÓLVORA

31Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia…

Cuando algunas personas “disparan con su boca”, es muy difícil no regresarles el tiroteo verbal, si no físicamente. Su discurso explosivo invita a los azotes.  

Ejemplo: Cuando alabas a alguien y te responde: Es lo menos que puede hacer un cristiano, ¿o no?.

Son personas que contestan con hostilidad y producen miedo en los demás.  Algunas de estas palabras de pólvora pueden tener estas clasificaciones:

  1. PALABRAS DE VENTRÍLOCUO

Algunos padres que han llevado a su hijo a consejería, contestan por ellos. O las esposas o esposos contestan por el otro: “Lo que quiere decir es…”

Las palabras de ventrílocuo hablan por la otra persona. Las personas a su alrededor se resienten y cancelan toda comunicación.

  • DISCURSO DE LAS ÚLTIMAS PALABRAS

Algunas personas dan la impresión que una vez que han hablado sobre un tema, nada más puede ser añadido: “La última palabra ya fue dada”

Ese estilo de comunicación de la última palabra” crea una pared inmensa entre ella y su familia.

¡Ya dije y punto!

  • DISCURSO NEGATIVO EXCESIVO

Algunas personas se quejan constantemente y siempre andan buscando faltas. Pocas veces afirman o hablan de las virtudes positivas en otros. Raras veces reconocen las cosas buenas que pasan en el mundo o en la iglesia o en su familia. Son expertos en el discurso negativo excesivo.

  • DISCURSO DE ADIVINACIÓN DE PENSAMIENTO

Especular sobre los pensamientos o motivos de otro es un tipo de hablar común e insalubre.

“Tú estás pensando esto seguramente y lo sé”

“No te hagas, te conozco, tú estás pensando esto”

“Lo que querías decir es…admítelo, ándale”

  • MANIPULACIÓN VERBAL

El crecimiento personal y las relaciones familiares positivas también pueden ser estorbados al intentar controlar, manipular o castigar verbalmente a la gente.

¡Si realmente me amas, lo harás! ¡Demuéstrame que me quieres, haciéndolo!

  • DISCURSO DOBLE

La forma de hablar que pone a la gente en una situación de “callejón sin salida” es practicada ampliamente como interruptor de circuito. Este tipo de palabras crean una situación crítica doble; pues envían dos mensajes distintos (incompatibles), de tal manera que sin importar lo que hagan, los miembros de la familia tienen la culpa.

“Si no te importa dejarme aquí sola, está bien”

“Si vete con tus amigos, diviértete, te lo mereces” al regresar: “¿Te divertiste?” Bueno ahora me toca a mí.

Primero se le demuestra cariño y después se le abofetea. El resultado es, a menudo, confusión, frustración y resentimiento.

  • EL HABLA SUPERFICIAL

Las conversaciones en estos hogares son normalmente superficiales, faltas de profundidad y sustancia. Hablar por encimita, chistes frívolos y la burla forman la parte mayor de las interacciones familiares. Debido a que casi nunca discuten asuntos serios, cosas dolorosas o complejas ni cosas eternas, las relaciones familiares están a un nivel muy superficial.

  • DISCURSO PESADO

Este también debe ser evitado. Algunas personas son muy serias, deplorando la plática como una horrible pérdida de tiempo. Quieren convertir cada conversación en una discusión de temas teológicos profundos, problemas, asuntos pesados y cosas eternas. Para estas personas, el reír, bromear, hablar de deportes u otras diversiones amenas sirven de poco o nada.

Vivir con un “hablador pesado” es una experiencia desagradable. Uno les quiere dar la vuelta, son muy aburridos.

  1. EL HABLAR GOLPEADO

Una respuesta rápida conlleva normalmente una indiscreción, y representa otra forma dañina de hablar.

(Proverbios 29:20) Has visto hombre ligero en sus palabras? Más esperanza hay

del necio que de él.

El rey Saúl ejemplifica el poder destructivo de este tipo de hablar. Su hijo Jonatán hizo un comentario sobre su amigo David y Saúl le dijo:

(1 Samuel 20:30-34) Entonces se encendió la ira de Saúl contra Jonatán, y le dijo: Hijo de la perversa y rebelde, ¿acaso no sé yo que tú has elegido al hijo de Isaí para confusión tuya, y para confusión de la vergüenza de tu madre? 31Porque todo el tiempo que el hijo de Isaí viviere sobre la tierra, ni tú estarás firme, ni tu reino. Envía pues, ahora, y tráemelo, porque ha de morir. 32Y Jonatán respondió a su padre Saúl y le dijo: ¿Por qué morirá? ¿Qué ha hecho? 33Entonces Saúl le arrojó una lanza para herirlo; de donde entendió Jonatán que su padre estaba resuelto a matar a David. 34Y se levantó Jonatán de la mesa con exaltada ira, y no comió pan el segundo día de la nueva luna; porque tenía dolor a causa de David, porque su padre le había afrentado.

Mediante un vil insulto, Saúl maldijo a su hijo: Hijo de la perversa y rebelde…

Por haberse puesto de parte de David para vergüenza suya y para vergüenza de la madre que lo había tenido. Insultar, gritar, ofender, querer tener siempre la razón, simplemente demuestra falta de control emocional y que la persona habita en la carne

Pin It on Pinterest

Share This